Lo siento, me he corrido dentro

Cuando te follas a una tía tan buena como esta putita pueden ocurrir accidentes. La jovencita era aficionada al fitness, ya sabes, la típica que siempre anda entre máquinas y a la que le gusta lucir un bonito cuerpo. Y desde luego tenía un cuerpazo, cosa que el tío sabía perfectamente. Nada más verla comenzó a arrimarse, algo lógico, y ella estaba más que dispuesta. Para aquella putilla follar no era más que realizar otro ejercicio más, y a eso nunca decía ella que no.

Tras verla totalmente desnuda se quedó de piedra, estaba mucho más buena de lo que imaginaba. No tardó mucho en metérsela y en follarse a aquella zorrita tan guapa, lo que más le llamaba la atención era su bonito culo. Y disfrutó de su trasero mientras penetraba su vagina, poniéndola a medio lado para así tocar sus nalgas.

Al final no pudo contenerse y se corrió, los primeros chorros fueron dentro de su coño, luego la sacó como pudo y le echó el resto fuera. Aun así le advirtió que se había corrido dentro, cosa que por lo visto no le importó demasiado a la guarrilla.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS